Superventas en expansión

Günther Spelsberg GmbH + Co. KG
Añadir a mis favoritos en MyDirectIndustry

Spelsberg ya ha vendido más de 40 millones de carcasas de la popular serie Abox.

Spelsberg no tiene motivos para achicarse. Los nuevos desarrollos hacen que esta serie de carcasas de calidad probada crezcan continuamente. En el fondo, lo principal sigue siendo su sencilla y rápida instalación.

los productos superventas de la empresa Spelsberg. Sus bornes en altura permiten un cableado rápido y visible. La amplia gama de la serie abarca desde la clásica instalación en espacio húmedo, pasando por las versiones impermeables al agua con IP 68, hasta las tomas y cajas de derivación con innovadores bornes de inserción. Estas tomas extremadamente robustas también pueden instalarse sin problemas en grandes cortes trasversales. Los cambiantes requisitos que plantea la instalación eléctrica siempre dan lugar a nuevos desarrollos dentro de esta serie. No solo se le añaden versiones completamente nuevas, sino que los tipos de calidad ya probada se mejoran y adaptan continuamente, a menudo inspirados por los deseos de los clientes.

Un buen ejemplo de ello es Abox SL. SL significa instalación sin tornillos, mediante bornes WAGO. Los soportes de los bornes, en la parte superior como es habitual en las versiones Abox, son especialmente fáciles de cablear y aptos para cortes trasversales de hasta 16 mm². Están fabricados con material transparente para mostrar a la primera si el aislamiento ha sido correcto y si todos los cables se han introducido bien. La versión más reciente de Abox SL, diseñada especialmente para el borne WAGO 221, se fabrica una vez al año con esta forma y, a pesar de ello, estuvo sometida a comprobación y volvió a mejorarse. En el futuro los bornes ya no se construirán en dos niveles de dos filas, sino en una única fila yuxtapuestos. De esta forma, la instalación resulta aún más visible y sencilla.

También Abox M, la versión con precortes métricos, acaba de mejorarse. En ella, además de las apreciadas entradas elásticas de cables, se ha introducido también una nueva versión con entradas fijas que permiten alcanzar clases de protección más elevadas mediante atornilladuras de cables. De esta forma, pueden realizarse modelos impermeables al agua desde la Abox IP hasta la 65 y desde la Abox-i hasta la IP 66.

El éxito de la serie Abox no es casual: Abox ya contaba desde hacía años con muchos de los puntos destacados que actualmente son estándar en el sector, y que marcaron la pauta por aquel entonces. Spelsberg confió desde el principio en los bornes en altura que simplificaban especialmente la instalación al transformador.

Los tornillos de acero inoxidable y el sólido grosor de la pared garantizan que todo se mantenga como está, incluso si en el ajetreo de la obra se maneja con algo más de brusquedad. En el caso de un manejo especialmente duro, los tipos con ‘’i’’ son la elección correcta. Abox i: representa calidad industrial, de policarbonato resistente a la meteorología y los rayos UV. Cuanta con muchos precortes diferentes no solo a los lados, sino también en el fondo, lo que le hace especialmente flexible a la hora de ser aplicado. El usuario puede elegir entre una sujeción interna a través de un cómodo orificio longitudinal o de lengüetas de sujeción externas en las cuales el interior de la carcasa se reserva completamente al cableado. Los dentados de la parte trasera proporcionan una fijación segura respecto al suelo, lo que impide que la toma se dé la vuelta.

Para los casos muy extremos, la Abox XT está disponible incluso en versión estanca que puede utilizarse en zonas inundadas, instalaciones de lavado, puertos o túneles. Tras la instalación, el material estanco permanece continuamente elástico, de manera que las tomas de conexión pueden volver a abrirse. La resina colada puede eliminarse por completo, lo que permite realizar modificaciones posteriores en el cableado o en las reparaciones sin grandes esfuerzos.

Los nuevos procesos de acabado que realiza Spelsberg y que se aplican comparativamente pronto, posibilitan un desarrollo adicional de los productos. Así, esta empresa de tradición fue una de las primeras en utilizar el proceso de moldeo por inyección de dos componentes. Actualmente los sellados se inyectan durante el moldeo, quedando bien fijados y unidos a la carcasa sin posibilidad de perderse. Esto impide que se descompongan, que no se pierda tiempo al colocarlos ni que se deslicen durante el montaje.

Abox-i puede utilizarse también en el sector agrícola. Se aplica en instalaciones eléctricas y plantas con mucha carga mecánica, térmica y química. Así, por ejemplo, en el mantenimiento del ganado, donde hay un gran contenido de amoniaco en el aire que corroe rápidamente los materiales. La paja es fácilmente inflamable. Además, el grano y otros productos de la cosecha producen mucho polvo dentro del edificio donde se almacenan. Todo esto provoca que la instalación esté sometida a un esfuerzo máximo, ya que las carcasas utilizadas no solo deben ser herméticas sino también resistentes al amoniaco, la alta humedad del aire y las fuertes oscilaciones de temperatura. Algunos tipos de la serie Abox cuentan con certificación DLG específica para esta aplicación e incluso son capaces de contener sin problemas el aire del establo empapado de amoniaco.

La serie Abox sin halógenos también cuenta con otras muchas marcas de certificación, ya que los desarrolladores siempre tienen en mente la situación actual de las normas en las regiones más diferentes del mundo a la hora de trabajar. Spelsberg cuenta desde hace años con su propio laboratorio de pruebas, siempre equipado con los últimos avances de la técnica. Aquí no solo se comprueba el incumplimiento de las normas de la VDE (asociación alemana de electrotécnicos), sino que el laboratorio mismo ha sido certificado por dicha asociación. Los expertos que trabajan aquí comprueban los productos y sistemas siguiendo las determinaciones más estrictas y, una vez realizadas correctamente las pruebas, la VDE controla al detalle su estructura y ejecución antes de otorgarles el ansiado certificado.

El buen nombre que Spelsberg se ha ganado con ello también se ve incentivado por su colaboración con la UL (Underwriters Laboratories, consultoría norteamericana para la certificación de empresas): después de una década de colaboración llena de confianza, la empresa Spelsberg está autorizada para comprobar y otorgar por sí misma la marca de certificación correspondiente según la UL. De esta forma, los clientes de Spelsberg que trabajan a nivel internacional también quedan bien cubiertos.

Para aplicaciones especiales cuenta, cómo no, con las carcasas Abox con tapas rojas que permiten reconocer de inmediato que pertenecen al circuito de corriente de iluminación de seguridad. Pero este no es el único color que el cliente puede obtener con las carcasas Abox, ya que están disponibles de serie en gris, negro y blanco en casi todos los tipos. A petición especial, también se fabrican individualmente en otros colores.

Esta flexibilidad es posible gracias a que Spelsberg fabrica por sí misma sus 5000 productos de serie exclusivamente en sus dos sedes alemanas. De esta forma pueden realizarse soluciones personalizadas según el cliente de manera relativamente rápida. También pueden efectuarse orificios o impresiones adicionales en caso de necesidad. Pero no solo la tampografía pertenece a las prestaciones de servicio de los especialistas en carcasas, también la impresión multicolor mediante la impresora digital propia de la empresa Spelsberg permite realizar diseños personalizados prácticamente ilimitados sin ningún problema. El color gris es el más solicitado y apreciado, a pesar de todas las posibilidades ofrecidas, ya que se adapta armoniosamente al entorno típico de la instalación y se centra en el funcionamiento, sin llamar poderosamente la atención.

Grupo de Abox
{{medias[70292].title}}

{{medias[70292].description}}

{{medias[70296].title}}

{{medias[70296].description}}

Búsquedas asociadas